Antisépticos

Antisépticos Para Combatir Microbios

No son Antibióticos ni Desinfectantes

Los antisépticos son sustancias químicas empleadas para combatir los microbios, se aplican sobre la piel, mucosas o heridas para reducir o eliminar por completo los microorganismos presentes en los tejidos, para de esta forma evitar infecciones o putrefacción. Se diferencian de los antibióticos, que eliminan microorganismos en el cuerpo y de los desinfectantes que matan bacterias presentes en objetos no vivos.

Para Biohiggins los más utilizados en la práctica clínica diaria son los alcoholes, la clorhexidina, el peróxido de hidrógeno y los compuestos yodados. Al escoger un bactericida se debe tomar en cuenta: alcance de la actividad antimicrobiana, latencia (retraso en el inicio de acción desde su aplicación), efecto residual (duración del efecto después de su aplicación), efectos secundarios y compatibilidad con otros de su clase.

Alcohol Antisépticos Antisépticos: Alcoholes

Entre los antisépticos más utilizados están los alcoholes etílico e isopropílico, con concentraciones que varían entre el 70 y el 100%, ambos tienen una acción bactericida inmediata ante bacterias, hongos y virus, aunque no tienen efectividad ante esporas y poseen un limitado efecto residual. El más utilizado es el alcohol etílico (Etanol) al 70% por ser menos irritante, además elimina hasta el 90% de las bacterias presentes en la piel, siempre que esté en contacto con la piel por lo menos dos minutos sin secarse después de la aplicación.

Para https://biohiggins.com/ hay que tener en cuenta que los alcoholes son soluciones inflamables, por lo que deben permanecer en envases cerrados sin estar expuestos al calor o el sol, tampoco debe usarse en limpieza de heridas abiertas ya que es irritante.

Antisépticos: Compuestos Yodados

Existen los llamados antisépticos halogenados, en este grupo se encuentran los compuestos yodados, que a su vez se dividen en el yodo y los yodóforos. El yodo elimina bacterias, hongos, virus y esporas, presenta algunos problemas porque causa irritabilidad, su uso continuado retrasa la cicatrización y mancha la piel, por esta razón en la actualidad ha sido reemplazado casi siempre por el uso de yodóforos. Hay dos presentaciones de yodo, yodo al 2,7% y el lugol que es una mezcla de yodo y alcohol.

En https://biohiggins.com/ te explicamos que los yodóforos son líquidos de coloración marrón traslúcido, con una actividad microbicida que se mantiene en presencia de sangre, pus y tejido necrótico, por lo que su acción permanece en caso de infecciones en cavidades corporales como la pleura, el peritoneo, huesos y la vejiga.

Antisépticos: Clorhexidina

De los antisépticos conocidos está la clorhexidina que es una base fuerte y difícilmente se disuelve en agua, por cual se usa en forma de sal: diacetato, diclorhidrato y digluconato, de estas, la más soluble en agua y alcohol es el digluconato de clorhexidina. Entre sus bondades antisépticas está su rápida acción germicida y un efecto residual duradero, que va de 6 a 48 horas, es muy segura y su absorción a través de la piel es sin importancia, viene en presentaciones alcohólica, acuosa y jabonosa.

Se usa en piel, erosiones, heridas superficiales y quemaduras leves. En https://biohiggins.com/ te indicamos que la clorhexidina no debe aplicarse en los ojos, oídos, interior de la boca u otras mucosas porque produce irritación.

Antisépticos: Peróxido de Hidrógeno

De los antisépticos el peróxido de hidrógeno, también conocido como agua oxigenada es un potente oxidante que ataca a los microorganismos presentes en heridas, con una acción bactericida rápida, elimina el tejido muerto y no tiene efecto residual, casi no se absorbe. Para https://biohiggins.com/ según fuentes consultadas, de acuerdo a su concentración, el peróxido de hidrógeno puede usarse como antiséptico, desinfectante o esterilizante.

En el área de la salud, se usa agua oxigenada al 3%, las concentraciones entre 10 y 30% se usan para preparar soluciones que sean más diluidas, por lo que no deben utilizarse sin diluir, ya que estas soluciones concentradas de peróxido de hidrógeno pueden producir quemaduras y otras lesiones de la piel y mucosas.

Lavando las manos con AntisépticosAntisépticos: Conclusiones

Los antisépticos juegan un rol importante para prevenir y combatir las infecciones que tienen que ver con los cuidados sanitarios, por lo cual es vital el conocimiento pleno de sus características, modo de acción, como emplearlo, duración del efecto y si tiene una acción residual, para de esta forma, emplear el más adecuado para cada situación.

Ya para finalizar, en https://biohiggins.com/ te invitamos a leer nuestro artículo “Antialérgicos Para Bloquear la Histamina” https://bit.ly/3tBOHTK.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *